La película "Baywatch" se hunde como una piedra


Al parecer la cinta interpretada por Dwayne Johnson y Zac Efron, Guardianes de la Bahía (Baywatch) no ha sido del gusto de la crítica. Aquí un extracto de lo que CNN ha publicado:

Seamos honestos: una película de "Baywatch" no tiene por qué ser la quintaesencia del arte (la serie en la que se inspira ciertamente no lo fue) pero tiene que ser tan sin gracia?

Cruda y tonta, la búsqueda de las risas en esta comedia es el equivalente de caminar por la playa con un detector de metales en busca de artículos perdidos.


Cuando los créditos finalmente aparecen, e incluyen las consabidas sorpresas que todo fan de la serie espera incluso ni esos momentos son particularmente divertidos.


Por supuesto uno podría pensar que el director Seth Gordon y su equipo de escritores por lo menos podría haberle añadido más sabor a lo que fue una serie icónica de los noventas.

Pero todo termina en tratar de hacer bromas sobre las mujeres haciéndolas correr en cámara lenta y forzar a que los salvavidas se comporten como policías, aunque no lo sean.


La película trata de ser una comedia diseñada para ser sostenida por Dwayne Johnson y Zac Efron. Pero el único momento memorable fue en el que Johnson insulta a Efron con varios sobrenombres aludiendo a su pasado en "High School Musical".



Dwayne Johnson interpreta a Mitch Buchanan, jefe de Emerald Bay, quien se ve obligado a contratar a Matt Brody a sus ve interpretado por Zack Efron, un medallista de oro olímpico deshonrado que es contratado como un truco de relaciones públicas. Más allá de salvar a los niños que se ahogan, son arrastrados a una trama nefasta que involucra a un dueño de club rico ("Priyanka Chopra" de Quantico) que está importando drogas usando su establecimiento frente a la playa como fachada.


Hay una buena cantidad de violencia a medida que se desarrolla la historia, pero para aquellos que esperan sexo o desnudos, la clasificación de mayores de 15 años es casi totalmente atribuíble al lenguaje - quizás comprensible, dado que la película corre como si estuviera dirigida hacia los adolescentes.


La presencia de Johnson podría ser un fenómeno para todos los públicos pero tal vez no asociado al nombre de "Baywatch". Aquellos con edad suficiente para apreciar las apariciones de las estrellas originales es probable que se aburran esperando.


Esta "Baywatch" se une a una larga y no muy distinguida lista de películas ligeramente vinculadas a su fuente de material de TV, un proceso de trasplante que ha producido más fracasos que éxitos.